Google+ Followers

lunes, 7 de mayo de 2012

Polinesia a medida

HINA Y LA ANGUILA: EL ORIGEN DEL COCOTERO
Había una vez una princesa muy, muy bella llamada Hina, hija del Sol y de la Luna. Fue prometida en matrimonio al rey del lago Vaihiria, que no era otra cosa que una enorme y repulsiva anguila. Hina huyó y se puso bajo la protección del gran Maui. Maui captura y decapita la anguila, y le da la cabeza a Hina envuelta en tapa, recomendándole no dejar la cabeza en tierra hasta llegar a su casa; "la cabeza de la anguila encierra grandes tesoros para tí". Pero Hina olvida el paquete en el suelo, y la cabeza de la anguila se convierte en el primer cocotero.
Por eso el coco tiene dos ojos y una boca fácilmente reconocibles.

----------

Leyendas del paraiso

Polinesia al alcance de todos, consúltanos, corresponsales propios.